F.E.A.R. 2: Project Origin, el regreso de ALMA
Sin votos (todavía)
 
 
Warner Bros. Interactive nos ofrece la secuela, o al menos así lo han querido dar a entender al “olvidar” los 2 juegos intermedios, de F.E.A.R. De la mano de Monolith, los chicos de Condemned, nos llega este F.E.A.R. 2: Project Origin, un juego lleno de combates y suspense paranormal en el cual todo gira en torno a una niñita malísima... Aquellos que en su día disfrutaron del F.E.A.R. original reniegan un poco de esta segunda entrega diciendo que “no está a la altura” pero para un servidor, que no pudo jugarlo, este F.E.A.R. 2 es un título más que digno. Si tuviese que definir F.E.A.R. 2 en pocas palabras diría que se trata de un First Person Shooter con tintes de terror, un tanto previsible en casi todos sus aspectos, con sus grandes momentos, sus altibajos, y con la mejor IA que he visto últimamente. Si algo mantiene este F.E.A.R. 2 del original es la mecánica de combate. Lo mejor del juego, al menos a mi parecer, son los enfrentamientos contra los enemigos. Éstos nos dejan momentos gloriosos, sobre todo al utilizar el bullet time o lo que es lo mismo, ralentizando la acción. Es todo un disfrute el poder contemplar como los cuerpos caen acribillados a balazos, lentamente, mientras las gotas de sangre salpican por doquier. Eso sí, más nos vale utilizar con cabeza este bullet time porque de lo contrario nos veremos en desventaja frente a un enemigo que se mueve y defiende como pez en el agua.
 
 
Se agradece poder disfrutar de vez en cuando de un juego con una IA de los NPC’s, non playable characters, a la altura, capaz de complicarnos un poco la vida. En F.E.A.R. 2 los enemigos se “organizan” como mini-comandos y se dividen las tareas: mientras uno se esconde en tal punto para dispararte con comodidad, otro se va parapetando detrás de los objetos sin pararse en uno concreto y un tercero se dedica a ir de manera más o menos directa hacia el jugador. En este título no bastará con apostarnos en un punto y desde ahí esperar a que vayan apareciendo para acabar con ellos. Tendremos que estudiar sus movimientos un poco si queremos acabar con ellos sin salir mal parados. Debo reconocer que me encanta dispararles a las piernas y ver como tratan de huir cojeando, o lanzarles una granada y ver como salen “por patas”. Tengo que decir que tanto los escenarios del juego, así como las armas y los enemigos, no son aspectos del juego que brillen demasiado. Los escenarios son bastante previsibles ya que se desarrollan en la mayoría de las ocasiones en lugares cerrados en los cuales lo único que nos sorprenderá serán los sustos que las visiones de ALMA provocarán en nuestro personaje. En cuanto a las armas, pasa lo mismo que con los enemigos: poca variedad y ningun@ que nos sorprenda o sea espectacular. Bueno, sí que hay algo espectacular: los mechs. En determinados puntos del juego tendremos que utilizar estas armaduras de combate avanzadas, en plan Robocop, y acabar con todo lo que se nos ponga a tiro a la par que avanzamos por el escenario. Quizás sea en estos momentos cuando el juego alcanza sus momentos más espectaculares, al menos gráficamente. Técnicamente hay que reconocer que F.E.A.R. 2 está por detrás de la mayoría de los FPS’s de la Current Gen. Compararlo con joyas como Killzone 2, Resistance 2, Call of Duty, Halo 3,… no le beneficia en absoluto, sobre todo en las texturas las cuales lucen un poco pobres. Eso sí, a bordo del Mech o cuando ALMA aparece seremos testigos de los mejores momentos en cuanto a efectos de luz y partículas se refiere, siendo éstos espectaculares. En el modo Campaña o Historia F.E.A.R. 2 nos mantendrá entretenidos alrededor de unas 10/14 horas, dependiendo de nuestra pericia, pero no más. Por desgracia esta parece ser la duración habitual o estándar de los juegos de hoy en día. Como alternativa y para exprimir un poquito más el juego tenemos a nuestra disposición un modo Multijugador en el cual pueden competir hasta 16 personas de forma simultánea en los ya típicos Deathmatch, tanto individual como por equipos, 2 modos conquista, capturar la bandera, Fail Safe (con un desarrollo similar a Counter Strike),… Debo reconocer que el online de F.E.A.R. 2 no es su punto fuerte y que solo nos entretendrá un par de partidas… si llega. Para el online, al menos de momento, ya tenemos todos los que he nombrado al comienzo del párrafo anterior.
 
 
F.E.A.R. 2: Project Origin es un título más que aceptable, entretenido, pero que ni sorprende ni aporta nada nuevo. La ambientación del juego es muy buena y nos llevaremos más de un buen susto, tanto por los juegos de luces empleados como por los escenarios cerrados y la música, que cumple a la perfección con su cometido. De todas maneras, y tras haber finalizado el juego, me quedo un poco así de esa manera ya que pienso que F.E.A.R. 2 podía haber sido más grande, mejor, y con una historia mucho más oscura. En resumidas cuentas, F.E.A.R. 2 es un juego más que decente, con muchas bondades y alguna que otra carencia. Si realmente quieres disfrutarlo te recomiendo que lo juegues en el nivel difícil, ya que los otros 2 existentes podrían llegar a decepcionarte bastante por la rapidez del avance. Sigo pensando que a estas alturas la existencia de un modo Cooperativo es OBLIGATORIA, pero se ve que las compañías no piensan igual. En fin, que si quieres pegar unos cuantos tiros, pasar un poco de miedo, y conocer algo más acerca de ALMA y su historia, te invitamos a que le des una oportunidad a F.E.A.R. 2: Project Origin. Lo Mejor:

Lo Peor:

  • La excesiva linealidad del juego, así como escenarios demasiado cerrados.
  • La escasez de variedad de enemigos y armas.
  • La historia, que no acaba de “enganchar” del todo.