Killzone 2, un shooter demoledor
 
killzone2-001
 
Bueno, pues después de haberlo jugado y jugado durante horas y horas, después de haber terminado el modo Campaña y con algo de tiempo en mi haber, voy a ver si soy capaz de transmitiros lo que Killzone 2 puede ofrecer a los afortunados poseedores de una PlayStation 3.

Tras algo más de 3 años de trabajo, lo que desde Guerrilla se nos ofrece es un juego de INFARTO, sobre todo a nivel técnico. Es cierto que mucho se ha hablado, muchísimo, de lo que Killzone 2 supondría y mucho se ha visto también de él. Para disfrutar al máximo del juego de Guerrilla recomiendo tratar de olvidarnos por difícil que sea de todo lo leído y visto sobre el juego y afrontarlo desde la más absoluta de las ignorancias. Creo que solo así Killzone 2 transmite lo que lleva en sus adentros, que es bastante.

Debo reconocer que andaba esperando esta segunda entrega de la saga como agua de mayo. Pude disfrutar en su momento del Killzone original y, lejos de ser el mejor de los juegos de aquella época, debo reconocer que me dejó un buen sabor de boca. Eso sí, siempre he sido consciente de que aquel primer Killzone necesitaba algunos cambios y una lógica evolución.

 
 
En mi particular opinión, y para comenzar por algún lado, creo que Killzone 2 es IMPRESIONANTE a nivel gráfico. Y que quede claro que es mi opinión. El planeta Helgan, hogar de Visari y sus Helgast, se nos muestra como un entorno oscuro, hostil, muy industrializado y con enormes aires militares. El trabajo realizado por Guerrilla en este aspecto es para quitarse el sombrero. Para comenzar, Killzone 2 se presenta ante el usuario con una Intro que deja boquiabierto a todo aquel que la contempla. A lo largo del juego seremos testigos de la exquisitez gráfica del juego: sus texturas, el motor de partículas, la atmósfera y ambientación, las animaciones, la iluminación (tremenda), los ojos rojos, los fondos,… y el efecto de desenfoque, que dota de gran realismo al juego. Y cierto que este efecto de desenfoque no es nada nuevo, pero está implementado con gran maestría y saber hacer.

En su apartado sonoro el juego tampoco se queda manco. La banda sonora corre a cargo de Joris de Man, el mismo del primer Killzone, y nos ofrece de nuevo un trabajo de corte épico que acompaña la perfección. En cuanto a los efectos de sonido tengo que decir que son realmente contundentes, aportando su grano de arena para hacer más realista el juego. A todo aquel que disponga de un sistema de sonido 5.1: enchufadlo y dadle voz al equipo. ¡¡¡Vais a flipar!!! Quiero destacar también que el juego se encuentra completamente traducido y doblado al castellano. Bueno, completamente menos la Intro, que misteriosamente se ha quedado en su idioma original.

En muchos sitios he leído que el control de Killzone 2 es algo “rarito” y que cuesta un poco hacerse con él. Y tienen algo de razón, al menos en relación al que viene por defecto. Es conveniente modificar la configuración de los botones y, y esto es muy recomendable, hay que poner en manual el zoom a la hora de apuntar: así nos evitaremos tener que pulsarlo de manera casi compulsiva. Una de las cosas que no me ha gustado es que el Sargento Sevchenko, nuestro personaje, debe de medir algo así como metro y medio porque para mirar a los ojos de los ojos rojos tendremos que subir un poquito nuestro stick… no es que sea un error, pero resulta algo incómodo a la hora de jugar. Eso sí, se acaba uno acostumbrando a este “detalle”.

 
 
Hay que aclarar que incluso con tanto elogio y halago, Killzone 2 no reinventa el mundo de los FPS y peca casi de lo mismo que todos los existentes: L-I-N-E-A-L-I-D-A-D. Con esto no quiero decir que Killzone 2 sea al 100% como el tren de la bruja, pero sí en bastantes ocasiones. Para contrarrestar esto los chicos de Guerrilla se las han ingeniado para elaborar geniales momentos en los cuales la IA de los Helgast y el planteamiento de la fase nos obligará a andar con pies de plomo y estudiar la situación con detenimiento para salir airosos de la misma. Momentos como los que he vivido en el Tren Minero, la Plaza Visari o el Palacio Visari son simplemente GRANDES. Me encanta el resultado obtenido tras el trabajo y esfuerzo de la compañía holandesa.

Me ha sorprendido gratamente el sistema de cobertura, el cual se activará al pulsar el botón L2. Eso sí, que nadie se crea que al cubrirnos estaremos cubiertos al 100%, porque no será así: los Helgast son buenos en la guerra y se las ingeniarán de cualquier manera para tratar de acabar con nosotros (huyendo de las granadas, corriendo, evitando nuestros disparos con volteretas, cubriéndose y disparando a ciegas,…).

Y seguimos como en las carreteras, con los puntos negros. En nuestra lucha contra las tropas del Coronel Radec asistiremos, por desgracia, a ciertos altibajos en el modo Campaña, los cuales empañan en parte la brillantez del las genialidades. Otro punto negro lo encuentro, y ya me cansa el decirlo, en la ausencia de un modo Cooperativo. NO ENTIENDO QUE A ESTAS ALTURAS LAS COMPAÑÍAS SE EMPEÑEN EN OBVIAR UN MODO DE JUEGO QUE ALARGA LA VIDA DEL TÍTULO DE MANERA CONSIDERABLE Y QUE SE DISFRUTA Y BASTANTE CUANDO SE JUEGA. Debería ser algo OBLIGATORIO en los juegos, siempre y cuando tenga sentido. Y en este caso lo tiene.

Debo decir que la variedad del arsenal no es muy amplia. Además, por desgracia da igual el arma que empleemos. Tan solo en un par de ocasiones será relevante la elección del arma para superar una situación concreta.

 
 
En cuanto al modo Multijugador, y para no extenderme demasiado, debo decir que tiene todo lo necesario para convertirse en todo un referente. Su diseño recuerda bastante al de CoD 4 tanto por los puntos como por los ascensos y el desbloqueo de nuevas armas. Contaremos con un total de 8 escenarios y varios modos de juego, pudiendo juntarlos todos en una misma partida. Lo malo es que la cantidad de 32 jugadores simultáneos se me antoja pequeña, sobretodo por la “grandeza” de algunos escenarios.

Y vaya, creo que no se me queda nada en el tintero. Killzone 2 es, sinceramente, un Must Have en toda regla, aparte de un título vende consolas. Tres son los años que los chicos de Guerrilla han necesitado para desarrollarlo, y es un titulo que respira calidad por todos sus poros. Si a la calidad del título le añadimos los distintos niveles de dificultad, los trofeos y los objetos ocultos, aún a pesar de sus “puntos negros”, puedo decir que Killzone 2 es uno de los shooters más espectacular, real y completo de los últimos tiempos.

Lo Mejor:

  • La calidad del título, sobre todo a nivel visual.
  • La experiencia de juego, de lo más completa, así como la ambientación del mismo.
  • El modo online, con múltiples opciones y modos de juego.

Lo Peor:

  • La inexistencia de un modo Cooperativo, para no variar.
  • El control del juego, que a algunos puede llegar a no convencer del todo.
 
 
Artículo escrito por: BeeGamer