Nippon Safes Inc.

 

Nippon Safe Inc. es una aventura gráfica diseñada por Paolo Costabel para la compañía italiana Dynabyte y que sería distribuida PC y Commodore Amiga en 1992. Aunque el videojuego no es muy conocido, si os decimos que es la precuela de The Big Red Adventure, a alguno de vosotros seguro que os suena más.

Siguiendo la estela de las aventuras de Lucas Arts y Sierra, esta modesta compañía trasalpina consiguió dar un punto de innovación, incorporando una estética a caballo entre los dibujos animados y el cómic.

Sin duda nos encontramos con uno de los grandes desconocidos de las aventuras gráficas, pero son muchos los que tiene a este título como un videojuego de culto.

El videojuego se emplaza en la ciudad semificticia de Tyoko y tiene como protagonistas a tres exconvictos que acaban de salir de prisión: Dough Nuts, Donna Fatale y Dino Fagioli.

Esto nos da tres historias paralelas que podemos ir desarrollando, ya que podemos escoger indistintamente cada uno de los personajes, para llegar a un final común, en un planteamiento realmente original para la época.

La historia está repleta de humor, con un estilo muy peculiar que recuerda en ocasiones a películas de comedia italianas.

Si a estos sumamos que los puzzles tienen una dificultad media y la historia una duración aceptable, nos encontraremos con una aventura gráfica muy agradable, que no destaca en ningún aspecto pero que tampoco flojea, por lo que la valoración de la mayoría de los jugadores es positiva.

El control se realiza mediante el típico método de “point & click”, usando el botón derecho para seleccionar las acciones y el izquierdo para ejecutarlas.

Respecto al apartado técnico, nos encontramos con un trabajo g´rafico correcto. Aunque no es un trabajo espectacular, se le ha dotado de un estilo que mezcla los dibujos animados con los cómics (los diálogos aparecen en “bocadillos”), que da un resultado final muy agradable.

El apartado sonoro es bastante mejorable, al quedarnos en muchas escenas en un completo silencio aunque, aún siendo escasos, los sonidos son de gran calidad.