Star Wars: el Poder de la Fuerza
Sin votos (todavía)
Aunque hace ya algo más de un mes que Star Wars: el Poder de la Fuerza salió en nuestro país al mercado de la mano de Activision, en BeeGamer no queríamos dejar pasar este juego de LucasArts por alto y queríamos hacerle un análisis, que se lo merece. Así que vamos a ello...

La historia que rodea a este Star Wars nos lleva justo al momento en que la galaxia está siendo dominada por completo por el Imperio, y nos sitúa justo entre los Episodios III y IV de la saga cinematográfica. La base del guión de este juego nos pone al mando de Galen Marek, un joven con un gran potencial que Darth Vader tomará como su aprendiz secreto y asesino particular. No en vano, este mítico villano, cumpliendo una de las amenazas que vertió en La Venganza de los Sith, planea terminar con la vida del Emperador, algo que logrará combinando su fuerza con la del joven Starkiller. Por ello, como parte de su entrenamiento, este joven Sith se encargará de ir en buscar de los Jedi que sobrevivieron a la letal Orden 66 mientras se enfrenta tanto a las tropas rebeldes como a las imperiales –su existencia no debe ser revelada al Emperador. Veamos si una mezcla tan buena tenemos ante nosotros un juego que merezca la pena…

En este El Poder de la Fuerza comenzaremos manejando a Darth Vader quien es enviado en el planeta Kashyyyk para asesinar a un Jedi que ha sido localizado. Esta fase, como primera toma de contacto, nos permite descubrir algunos de nuestros poderes como la capacidad de destrucción del escenario, el excelente sistema de la física que han recreado los chicos de Digital Molecular Matter, Havok y Euphoria. Lo malo es que para todos los fans, esta fase será un poco decepción porque Vader es mucho más que lo que nos ofrece: comenzando por su modelado y acabando por su control.

Nuestro ataque consistirá en una combinación del manejo de la espada láser con las habilidades de la Fuerza, llegando a contar con un variado repertorio, que irá creciendo a medida que avancemos en la aventura, gracias a un sistema de puntos de experiencia. El sistema de control resulta bastante intuitivo y sencillo de dominar, si bien en determinadas ocasiones no parece responder muy bien a nuestras órdenes. Contaremos con 3 botones de acción: sable láser, rayos y empujones de fuerza. También podremos hacer uso de la Fuerza y agarrar a nuestros enemigos, pudiéndoles estampar contra las paredes y obstáculos, lanzarlos por los aires,… todo ello realizado con gran realismo.

Nos ha parecido muy curioso el sistema de evolución de nuestro personaje, quien más poderoso se hará cuantas más esferas recoja. Con estas esferas podrá aumentar los poderes y sus habilidades. También podremos personalizar tanto nuestro sable láser como nuestras ropas, algo que siempre es de agradecer.

Uno de los puntos “negros” del juego es el sistema de cámaras, que en más de una ocasión nos dejará vendidos y a ciegas. Por otro lado tampoco nos convence que el sistema de apuntado en cuanto al blanco de ataque sea automático, ya que la elección de la CPU no es siempre igual a la nuestra. Normalmente apuntará enfrente de nuestro personaje, lo cual es lógico, pero si delante no hay nadie y detrás tenemos a 3 enemigos disparándonos, ya no es tan lógico. En los espacios abiertos el juego no adolece tanto estos fallos, siendo en los espacios pequeños y reducidos donde más los sufriremos.

El nivel artístico del juego es fabuloso en todos los sentidos. Tanto en el diseño de los personajes como en los escenarios y enemigos encontraremos un gran nivel. Se nota que todo ha sido cuidado hasta el más mínimo detalle. El modelado de los personajes y enemigos está muy bien realizado, y los escenarios contarán casi todos con gran nivel de detalle.

En Star Wars: el Poder de la Fuerza era y es imprescindible que la recreación de los poderes de la Fuerza fuese perfecta, y es algo que me atrevo a decir se ha conseguido. Lo cual es lógico ya que el juego cuenta con 3 motores de física – Havok, Euphoria y Digital Molecular Matter - los cuales han permitido a los desarrolladores crear entornos destruibles, la física de los cuerpos está muy conseguida y parece real, las explosiones y deformaciones son muy realistas, y con Euphoria los personajes reaccionan de forma realista ante situaciones varias, yendo más allá de lo prefijado por los desarrolladores.

Por desgracia el juego adolece de algunos bugs, que acabarán por sacarnos de quicio si nos suceden varias veces en poco tiempo. Podremos quedarnos bloqueados, o nuestros enemigos, entre 2 paredes, o en medio de un objeto, o ser traspasados por una plataforma elevadora sin mayor problema. Tampoco es muy real que las deformaciones o marcas que hagamos en los objetos desaparezcan a los 3 segundos, como si nada hubiese pasado. De todas maneras son “errores” menores que no restarán muchos puntos a la hora de jugar, sobre todo para los más fanáticos de la saga.

En cuanto a los efectos de sonido y la banda sonora, debemos quitarnos el sombrero pues han conseguido de lleno que nos metamos en la saga. Los temas variados de Star Wars junto a los efectos de sonido de la casa hacen que estemos siempre en una galaxia muy, muy lejana. Por desgracia en este sentido también encontramos un pero, y es la voz de Vader. El juego no cuenta ni con la voz de Constantino Romero ni con la de James Earl Jones, con lo cual en este sentido le resta algo de magia. Pero bueno, quitando este pequeño detalle el resto está de película.

Por último queremos hacer constancia de la existencia de algunos tiempos de carga muy elevados, que curiosamente se dan cuando accedemos a los menús de la partida y no entre fase y fase. Cuanto menos curioso.

Star Wars: el Poder de la Fuerza, me sigue gustando más la coletilla The Force Unleashed, es un gran titulo de LucasArts sobre todo para los aficionados de la saga cinematográfica del tito George. La posibilidad de convertirnos en un Sith y dar rienda suelta a todo su poder es algo que nadie debería perderse. Si a eso le sumamos la existencia de distintos finales, de varios niveles de dificultad, y que todo sucede en el universo Star Wars, estamos ante un juego que merece la pena ser jugado.

Lo Mejor:

  • Convertirse en un Sith y desatar todo el poder de la Fuerza y sus habilidades.
  • El guión del juego, con la inclusión de personajes de la saga galáctica.
  • La existencia de más de un final.

Lo Peor:

  • El juego se nos antoja algo corto, no pasando de las 7 horas aprox.
  • La existencia de varios bugs técnicos.
  • La linealidad del juego, sin decisiones ni opciones que modifiquen el desarrollo.
  • El sistema de cámaras en algunos momentos, y algunos tiempos de carga elevados.
 
Artículo escrito por: BeeGamer